Blogia
Desde La Maga

Ankh: La cruz de Zuleika Pagán López

Ankh: La cruz de Zuleika Pagán López

Por Taty Hernández Durán

Ankh es la primera propuesta poética de Zuleika Pagán López la cual ha sido editada por la Editorial Caribeña Isla Negra.

En tres divisiones que encadenan Herman Hesse, el Marqués de Sade y Arthur Rimbaud a través de citas seleccionadas expresamente, Zuleika nos hace recorrer en sus versos el eterno femenino de la maternidad al que se le suman esos grandes temas  que definen y trazan al ser humano: la vida, la muerte, el amor, los deseos.

Ankh es el título que se ha seleccionado para este poemario. Se conoce desde el antiguo Egipto que Ankh es igual a cruz. Y ya desde este meta signo nos provoca profundizar en la voz interna de la autora quien en 36 poemas, varios de los cuales me he tomado la atribución de definirlos como haikus modernos, nos presenta una cruz a través de la cual nos cuenta historias. 

Porque si, la autora cuenta situaciones en versos de una manera tan dramática que te hace sentir la tragedia de su relato poético: 

el padre cayó al suelo 

la abuela se ahogó en gritos 

al abuelo lo traicionó el estómago 

los hermanos continuaron jugando 

igual que siempre no sintieron la ausencia 

la madre palpó la cicatriz en su bajo vientre 

el cuerpo de una niña de dos años 

flotaba en la bañera…

En Ankh Zuleika Pagán López también expone con toda desnudez, las contradicciones entre lo que se es y lo que no se es buscando en las actitudes humanas el hilo madre-ombligo-hijo/a que bordea la maternidad.

de niño la risa era chasquido de dedos 

que molestaba el ombligo de mamá 

de hombre la risa es un antídoto depresivo 

que sigue molestando el ombligo de mamá

Ya antes me referí a los haikus modernos de Zuleika Pagán López. Son brevisimos poemas que ella utiliza para expresar un sentimiento con economía de palabras. Pero ojo cada brevedad lleva a un largo pensamiento: 

1)  una mujer susurra al oído de un árbol…


2) ante el susurro de ambos

 

el ombligo se comunica 

con el tercero

 

3) no hay justicia a la matrona

 

triste en olvido, recostada 

sobre su páramo aliento…

Los temas que aborda la autora se deslizan cual arroyuelos por los seres humanos y los espacios que habitan. Presenta la existencia y el sentir con infinita delicadeza.

hoy no habita en mí

 

quien habitase ayer 

como mañana se mudará 

el que habita ahora 

para dar cabida

al nuevo inquilino

No quiero decir que hay malditismo en la poesía de Zuleika. No quiero comparar sus textos con los de la generación Beats  ni con los poetas malditos porque lo que realmente he encontrado en Ankh es ese sabor humano que nace de almas sensibles. Le encuentro el dulce-amargo sabor que nos provoca el dolor ante la muerte, la rabia y el desamor.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres