Blogia

Desde La Maga

Feliz Navidad

Nos llega una nueva navidad con las mismas esperanzas que la humanidad ha bordado por siglos en sus pasos silentes, a veces, atropellantes, otras tantas.

Es la navidad un nacimiento que se renueva cada diciembre. Un nacimiento en nuestros corazones con el cual recreamos la llegada del Niño Jesús. Ese ser humano que cambió el ritmo de los Siglos. 

En la esperanza de esta nueva navidad quiero hacerte llegar mis deseos de paz y de que el cariño que hizo crecer nuestra amistad se fortalezca en el venidero año 2007. 

Gracias por visitar mi rincón en la red. 

Te quiere y estima,   

Taty H. 

Los sueños se convierten en realidad. Si no fuera así, la naturaleza no nos incitaría a soñar.

(John Updike)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Proteus

Hoy siento premoniciones. Por trece años que se cumplen el día trece de un mes doce de un tal 2006.

Hace trece años iniciaba una nueva etapa de mi vida. Hace trece años que me invadieron los proteus y crearon volcanes febriles en mi cuerpo.

Hoy mi cuerpo tiene trece años más de vida y mi mente trece por trece por trece infinitesimal de vivencias, alegrías, llantos, abrazos y versos.

Premoniciones me llegan. Premoniciones que me inquietan. No sé quizás deba iniciar la desandada. Quizás deba trillar nuevos caminos. O quizás me aceche la muerte.  Esa muerte que no temo sea en vida, sea en físico. Esas premoniciones, como ráfagas de luz, me dicen que el cambio es inminente.

Taty H.

De Balada para un Cuerpo

II

en la rueca que hila el tiempo
              tuerzo senderos

soy fugaz sombra
en el espejo

no hay polen
para regar mis gemidos

pero crecen semillas

simplemente
he tendido el cordel
 
este cuerpo duerme

y aún lato

Taty Hernández Durán ©

 

Del norte al Sur, del Sur al Norte

(Soliloquio por Juan Bosch en el aniversario de su muerte)

En la existencia de los seres humanos siempre hay un norte que motiva su transitar y al final de ésta nos espera ese norte que es el descanso final.

Desplazándome hacia el sur de la isla encuentro el séquito que acompaña a Don Juan hacia el lugar en donde, de momento, logrará dormir su último sueño.

Grupos de personas se han conglomerado en la amplia carretera de cuatro carriles enarbolando banderas púrpuras para decirle el último adiós.

Conduzco rauda y sola en mis pensamientos.

En el Cruce de Controba la guardia presidencial traza el destino a cientos de vehículos.

Quiero detenerme para también despedirle y no puedo. Ya los conductores de la caravana funeral se han apoderado del tercer carril violando las leyes de tránsito.

A lo lejos diviso el carro mortuorio.

Late mi corazón. Se humedecen mis ojos y tan solo atino a murmurar: Hasta el cielo Don Juan.

Es larga mi ruta hacia Azua de Compostela. Mis pensamientos evolucionan con la misma rapidez que las ruedas de mi auto.

Tengo sed y Jacaranda ha cerrado en señal de duelo.

Es una tarde apacible y tranquila como para detenerse a mirar los campos de arroz.

Un funcionario público se ha devuelto en su yipeta placa 57 y me rebasa temerariamente por el paseo peatonal.

Se acercan tres vehículos similares que de seguro van al entierro del Profesor.

Ahhh!!! Estos están pescando en río revuelto. Los han cubiertos de afiches de la campaña pre electoral peledeísta.

Llego al kilómetro Trece. Entro por la Avenida 27 de Febrero evadiendo la capital que debe estar muy congestionada aún. Por suerte que los gobiernos constructores nos han facilitado el tránsito. Enrumbo por la nueva autopista del sur.

San Cristóbal, cuna de la Constitución Dominicana, me recibe con sus carteles festivos pues este fin de semana es el aniversario de nuestra Carta Magna.

Coincidencias de la vida, Don Juan se marchó antes de esta conmemoración. Él le hizo cambios sustanciales en sus pocos meses de gobierno.

En Baní me detengo a saludar a Máximo Gómez, el compañero de Martí. El parque construido en la casa donde nació está hermoso. Me parece un patio cibaeño. Le comento mi tristeza y no me responde. No le siento solidario. Al parecer está ocupado.

Reflexiono y pienso que ha de estar en el recibimiento celestial de Don Juan. Dichosos ellos a quienes la historia ha reunido hoy.

Al salir de Baní retorna la señal de Cadena de Noticias por la radio. Transmiten desde la Catedral de la Concepción de La Vega.

¿Qué estará pensando Don Juan al escuchar al Prelado Primado de América presidir su última misa entre los vivos? Justamente uno de sus mayores detractores es quien está invitando a que escuchemos al Orfeón de Santiago entonar "Más cerca, ¡OH! Dios de ti"

El ensimismamiento que me provocan las ondas hertzianas no me abstrae de un hecho de la naturaleza que no es muy frecuente en esta zona de cambrones y guazábaras. ¡¡Vaya!! Llueve en el Sur. ¿Serán lágrimas por Don Juan?

Esta lluvia me obliga a reducir el acelerador al acercarme a El Número y al divisar la Bahía de Azua empiezo a percibir el perfume de Caracoles.

No me detendré a saludarte Comandante de Abril. De seguro que también has de estar en el foro de los héroes.

Taty Hernández Durán
República Dominicana
2001

Juan Emilio Bosch y Gaviño (30 de junio de 1909, La Vega - 1 de noviembre de 2001, Santo Domingo).Su padre era un artesano catalán y su madre, puertorriqueña. Desde muy temprano se inicia en la vida literaria y laboral. Aunque se inició publicando poemas y romances, su primer texto narrativo, el libro de cuentos "Camino Real" (1933) sería toda una revelación. Allí une las técnicas de descripción realista y al denunciar la realidad de miseria de la mayoría de la población dominicana. En 1936 publica "La Mañosa", con el subtítulo de "la novela de las revoluciones. En ella se da cuenta de las constantes guerras civiles que se producían en nuestro país durante el primer cuarto del siglo XX, con toda su secuela de caudillismo. Aprovechando un viaje a Puerto Rico, toma el camino del exilio en el mismo año.En 1939 ya reside en La Habana, adonde se había movido para la publicación de las Obras Completas de Eugenio María de Hostos, de la que era responsable. En el mismo año participa en la fundación del Partido Revolucionario Dominicano, uno de los principales vehículos de lucha antitrujillista en el exilio. En Cuba desarrolla una notable labor publicística y política, que continuará en las próximas estaciones de su exilio, Costa Rica y Chile. En octubre de 1961 regresa a Santo Domingo, luego de descabezada la tiranía trujillista. Ensayista, cuentista, novelista y político dominicano; fue el primer Presidente Constitucional de la República Dominicana elegido democráticamente, luego de la muerte del dictador Rafael Trujillo en 1961. Fundó el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) en 1939 y el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) en 1973.

Bosch era un gran defensor del pueblo y por consiguiente ferviente oponente del gobierno dictatorial de Rafael Leonidas Trujillo. Por tal razón tuvo que salir al exilio en 1937. Bosch retornó luego del ajusticiamiento del dictador en 1961 y fue electo Presidente de la República en Diciembre de 1962, al frente del Partido Revolucionario Dominicano, partido que él mismo fundó años atrás.

Este fue depuesto por un golpe de estado apoyado por los Estados Unidos, a sólo siete meses de tomar el cargo, debido a sus reformas socialistas. En 1965, oficiales militares se rebelaron en contra de la Junta para restaurar a Bosch, lo que provocó que el presidente estadounidense Lyndon Johnson enviara 20,000 tropas para apagar la revolución y así "evitar otra Cuba".

Luego de la revuelta y posterior invasión Yanqui, se convocaron nuevas elecciones, en las cuales salió electo Joaquin Balaguer, quien fue apoyado por los militares Trujillistas (Balaguer fue dirigente político del dictador Trujillo por décadas), la poderosa oligarquía creada durante la dictadura, y por el resto de la población que temía otra invasión norteamericana si Juan Bosch volvía a salir electo. Meses más tarde regresa al país, participa en las elecciones de 1966, que de manera fraudulenta perderá a manos de Joaquín Balaguer. Comienza entonces su tercer exilio. Realizará entonces un largo viaje por distintos países socialistas, experiencia que luego resumirá en su libro "Viaje por las antípodas". Ya para entonces, finales de los 60, habrá abandonado definitivamente la literatura para dedicarse a los estudios históricos y políticos. Publica en 1970 publicará sus dos obras sociológicas fundamentales: "De Cristóbal colón a Fidel Castro, El Caribe, frontera imperial", y "Composición social dominicana". A partir de entonces se dedicará casi exclusivamente al trabajo político. En 1973 rompe con el PRD y funda el Partido de la Liberación Dominicana. Durante los últimos años de su vida sufrirá del mal de Alzheimer. Juan Bosch falleció el 1 de noviembre del 2001 en Santo Domingo.

Como rival de Joaquín Balaguer, y sobre todo por la gran sabiduría, que empleaba en favor del pueblo, Bosch se mantuvo como una importante figura en la política dominicana y se postuló con el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) a las elecciones presidenciales de 1978, 1982, 1986, 1990 y 1994. Sin embargo, el estigma dejado por el gobierno de Johnson, por infundado alegato de que Juan Bosh era un "comunista", lo mantuvo en segundo lugar por el resto de su vida política. En 1996, su partido llegó al poder, teniendo como presidente al Doctor Leonel Fernández, un político joven en quien Bosch había puesto su confianza.

Es considerado uno de los politicos mas culto de la historiografia dominicana.

Para leer el cuento "La mujer", acceda a http://cielonaranja.com/bosch.htm

Como escritor, entre sus muchas obras se cuentan las siguientes:

CUENTO: Camino real, Dos pesos de agua, La muchacha de la Guaira. Cuento de navidad, Cuentos escritos en el exilio, Más cuentos escritos en el exilio, Cuentos escritos antes del exilio.

NOVELA: La mañosa, El oro y la paz.

ENSAYO: Indios. Mujeres en la vida de Hostos. Hostos, el sembrador. Cuba, la isla fascinante. Judas Iscariote, el calumniado. Apuntes sobre el arte de escribir cuentos. Trujillo: causas de una tiranía sin ejemplo. Simón Bolivar: biografía para escolares. David, biografía de un Rey. Crisis de la democracia de América en la República Dominicana. Bolívar y la guerra social. Pentagonismo, sustituto del imperialismo. Dictadura con respaldo popular. De Cristóbal Colón a Fidel Castro. Breve historia de la oligarquía en Santo Domingo. Composición social dominicana. La revolución haitiana. De México a Capuchea. El Napoleón de las guerrillas. La guerra de la Restauración en Santo Domingo. Capitalismo, democracia y liberación nacional. La fortuna de Trujillo. Santo Domingo. La pequeña burguesía en la historia de la Repúblia Dominicana. Capitalismo tardío en la República Dominicana. El Estado, sus orígenes y desarrollo. Textos culturales y literarios. Pócker de espanto en el Caribe. El PLD, un nuevo partido en América. Breve historia de los pueblos árabes

Dueños del Abismo

Nunca se esconderá mi energía
si puedo desatar tus deseos.
Es mi voz que te clama.
Es mi voz que late
en el vacío.

Me encontrarás
donde tus dedos
han de tocar el sol.

Donde la luna se agiganta
y su luz juega
con las vetas doradas
de mi pelo,
porque allí me oculto.
 
Un martes cualquiera
encontrarás mi ombligo
sembrado a ras del cielo.

En donde crecen zarzamoras
y el rocío destila lágrimas
perfumadas de resina
que me aroman los senos.
 
 
Y renacerá la vida
para cultivar alientos,
para que tu lengua
y mi lengua
de muchos abriles
los equinoccios dancen.
 
Entonces,
seremos ambos
los dueños del abismo.

Taty Hernández Durán ©

Fallece el escritor mejicano Rafael Ramírez Heredia. “El Rayo Macoy”

 

 
Hace unos años, en la Feria Internacional del libro de Santo Domingo 2003,  Ruth Herrera, representante de la Editorial Alfaguara en Santo Domingo nos invitó para que presentáramos a Rafael Ramírez Heredia, destacado escritor mexicano nacido en 1942 en Tampico, Tamaulipas, México. Le apodaban el “Rayo Macoy” debido a que en 1984 obtuvo el premio internacional de cuento Juan Rulfo con un texto cuyo protagonista es un  boxeador que se hace llamar de ese modo.  "El Rayo Macoy” fue su libro más conocido.
 
Rafael Ramírez Heredia falleció ayer martes 24 de Octubre en Ciudad México, a la edad de 64 años, víctima de un cáncer que padecía de tiempo atrás. Su partida me deja triste pues desde aquel abril de 2003 nunca perdimos el contacto gracias al Internet.
 
Su amigo chileno Poli Délano le define como “un escritor versátil que, además de la narrativa, ha abordado con éxito el teatro y la crónica y cuyas marcas mayores las ha obtenido en el cuento”. 
 
Se aventuró por los senderos del género policíaco "negro" y, a principios del siglo, editó una selección de crónicas taurinas titulada “Tauromagia”.  En México se le considera como una de las personas con mayor dominio acerca de este tema ya que desde muy joven manifestó una pasional vocación por los toros. Una cornada que le perturbó levemente la columna vertebral le impidió desarrollar esa pasión en la plaza misma.  Dicen que en alguna ocasión le vieron torear una novilla en un ruedo particular, cerca de la ciudad de Toluca.
 
Con más de 40 libros publicados en diferentes géneros dedicó toda  su vida a la literatura. Maestro de varias generaciones de escritores, periodista especializado en la crónica y el reportaje – con títulos como Cuando pierde un mexicano y Por los caminos del sur- corresponsal de prensa, conductor de programas de radio y televisión, conferencista en México y el extranjero. Era miembro de la Sociedad General de Escritores y del Sistema Nacional de Creadores de México.
 
Además de excelente narrador era especialista en literatura española y en historia de México. Impartió cursos y talleres diversos y desarrolló una importante labor de difusión cultural.
 
Este prolífico autor también cultivó el género teatral en obras como Dentro de estos ocho muros.
 
Su carrera literaria se inició en 1965 con el libro de cuentos, El enemigo y su primera novela se tituló El ocaso.  A partir de entonces no dejó de escribir y publicar. Destacan los siguientes títulos: Camándula, El rey que aguarda, Tiempo sin horas, El lugar de los hechos, Trampa de metal, De viejos y de niñas, El sitio de los héroes, Muerte en la carretera, Paloma negra.  Con la Editorial Alfaguara ha publicado  De tacones y gabardina, Con M de Marilyn, El Rayo MACOY,  Del Trópico, La Mara, "Otra Vez El Santo"  y "El Mestizo de Salgari”.
 
En México su país natal obtuvo  los Premios Nacionales de Teatro; Novela; y de Literatura IMPAC; el Regional de Crónica; el Rafael Ramírez Castañeda, el Rafael Bernal a la mejor novela policíaca y  el Juan de Dios Bátiz.
 
Como señalamos al inicio, en el extranjero, en 1984 obtuvo el Premio Internacional Juan Rulfo que entrega el gobierno de Francia al mejor cuento del mundo en lengua española, y en el 90, el Internacional de Literatura que entregaba la Asociación de Escritores Soviéticos, en Moscú, Rusia (ex Unión Soviética). Ha obtenido además el premio Juan Ruiz de Alarcón en España, el  Premio del Círculo de Críticos de Arte de la República de Chile al mejor libro extranjero del año 2004, por la novela, ¨La Mara¨ y el  Premio Dashiel Hammett, 2005, que entrega La Semana Negra de Gijón, Asturias, España, por la misma novela.
 
Su obra ha sido publicada en Estados Unidos de Norteamérica, Honduras, Colombia, Argentina, Chile, Cuba, España, Francia, Alemania, Rusia y Bulgaria y traducida al alemán, francés, inglés, búlgaro y ruso. 

25 de octubre de 2006

Página Web de Rafael Ramírez Heredia

http://www.rafaelramirezheredia.com.mx/introduccion.php

Tengo una camiseta del Che

Desde hace años tengo una camiseta del Che.
Llegó desde Nicaragua.
Ya no la uso. Cuelga de mi closet.

De vez en cuando la aireo.
El airearla es como un exorcismo.
Por los recuerdos. Por los ideales.

Para que no se me rompa la memoria.
Quiero conservarla.

Disfrutaré el momento
en que Génesis me pregunte:
¿Quién era el Che?

Jubilosa le mostraré mi camiseta del Che.
O le escribiré un cuento sobre el Che.
O quizás le escriba un poema sobre el Che.
Se me dan mejores los poemas.

En versos o en prosa
intentaré explicarle
qué es un pro hombre o una pro mujer.

El Che fue un pro.
Un pro que no conocen los jevitos.

¿Podrán entender su historia?

© Taty Hernández Durán

Balada para un cuerpo

I

duerme este cuerpo
                             sin rastros
sin inmensidades

         no le  corre la sangre
tan solo el sopor de un vuelo

duerme este cuerpo
          inerte como las noches
del río

evaporado

de la mañana
al mediodía

duerme este cuerpo
        pareciera que se ha ido

pareciera

Taty Hernández Durán ©
De Temblor de la Espera
Ediciones Hojarasca 2003

A mi muerte

(A propósito de la muerte de un poeta)

Cuando me llegue ese designio
que nos otorga la vida al nacer
quiero que cremen mis restos,
que mis cenizas se distribuyan
por la tierra que tanto amé.

Que en la falda de sus lomas,
que en la orilla de sus ríos,
que en las raíces de sus pinos
esas cenizas, mis cenizas
sirvan de abono a otros versos
que como mis versos nacieron
con la energía del sol.

Cuando me llegue ese designio
no quiero llantos sino risas.
Quizás esto sea cursi pero
quiero que haya música por doquier
para que vibre la vida,
para que la esperanza no muera.

Porque he sido un ente feliz.
Porque he buscado a Dios
y le encontré en la calidez
de mis amigos y hermanos
que como yo han buscado
más allá , mucho más lejos
del ser que permanece.

Taty Hernández Durán ©

En el grito soterrado de mis vellos

Dime tú cuánto has vagabundeado hasta llegar a mi noche.

Dime tú de los caminos, de los ríos y de los fracasos que te empujaron.
Quiero saber quién te trajo a deslindar mi cuadratura.
 Qué viento viró tu navío.
Te deseo en el grito soterrado de mis vellos.
En el despertar volcánico de mis poros.

Prepararé el incienso que imantará tus sentidos.
Cubriré tu cuerpo con almizcle de cundeamor, pasto y eucalipto.
 Una algarabía haré en tu pecho.

Te regalaré dos plumas del colibrí que llevo en mi seno.
Los tambores serán pequeños en el sonar de tus latidos.

Esperaremos el alba trotando en la arena.
Pescaremos mañanas asonoras e insomnes.

Buscaremos soles en las dunas o en la huerta.
Enlazaremos el canto que lleva el verano de un sinsonte.

En la hora nona recogeré tu vela y la llenaré de cánticos de sirena.
Ellos te susurrarán de mi propia fiesta.

Seré la siesta de tus deseos y -en la verbena- tu ancla será libre
de alzarse en vuelo en el instante que el ocaso te desaparezca de mi puerto.

Taty Hernández Durán ©

Saboteadores de sueños

Te cuento
que el infinito
dibujaba latidos,
esperanzas y deseos
al calor de tus besos.

Eran tus ojos dos espejos
saboteadores de sueños.

Dos luciérnagas
navegantes de esa noche
en donde tan sólo se escuchaba
nuestro universo.

Había fuego en tus dedos.

No obstante fueron tus ojos
los que me dijeron
que hay anhelos no expresos
y que es necesario pescarlos
antes de que parta el velero.

© Taty Hernández Durán
Diciembre 2003

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Poesía Montañesa

Periódico HOY/Espectáculos

Por Marivell Contreras

Abandonamos la lluvia capitalina.  El humo y el ruido de Santo Domingo el pasado fin de semana para entregarnos a los brazos del acogedor paisaje jarabacoeño y deleitarnos en la magia de la palabra que por opción y a veces por omisión, se hace poesía.

Era la segunda vez que acudíamos, con la presión que provoca dejar todo el diario e ineludible hacer, a este encuentro en que una maga llamada Taty Hernández, a fuerza de ser poeta y amiga, nos obliga con la mayor sutileza (con entereza, también) a estar ahí.

Quizás acogiendo como buena y válida la frase popular que se hizo rap en el Ilegal, Vladimir "el que no vino no sabe de lo que se perdió" y sí, se puede pensar que es así, pero si en lugar de no ir, vas, entonces te convences de que en ningún lugar podrías estar mejor que ahí.

Esta vez, el IV Festival de Poesía en la Montaña llevó a tantos poetas que convirtió el evento casi en un congreso poético, tanta diversidad de escuelas y estilos como persona tuvo frente al micrófono.

Y, no solo eso, sino que por primera vez vimos a tantos poetas juntos con más deseos de oír que de oírse.

A la armonía y camaradería imperante en el encuentro de poetas hay que adjudicarle una buena parte del crédito, no todo, pero la mayoría, a la frescura de esta ciudad de viento sutil y frío.

Es que el calor molesta tanto en algunas ocasiones que provoca las condiciones propicias para la ira, la envidia y el desafecto. Mientras que el frío, une y sensibiliza.

Necesitamos el calor de los otros cuando tenemos frío y rechazamos hasta el propio cuando tenemos calor, tanto más a los otros.

Por eso, este fin de semana la poesía dominicana, toda, se vistió de verde y de solidaridad con la amiga Taty y todo el que llegó hasta allí.

El evento, naturalmente informal, adquirió en algunos momentos carácter de oficialidad, pues motivados con la presencia del Secretario de cultura, poeta también, escritor también y buen amigo; el síndico y la sala capitular de Jarabacoa decidieron declararlo Visitante Distinguido en un aparte entre coloquial y oficial un poco antes de que empezaran las lecturas de la noche del sábado.

Con la puesta del sol habían leído los jóvenes amantes de la literatura, José Rafael Lantigua les había dado una cátedra, de forma sabia y divertida, acerca de los retos que debe vencer un joven o una joven para convertirse en escritora.

Pero la noche fue para las altas voces. Primero el estreno de un trío de poetas que han sido denominadas como las voces del nuevo milenio y que causaron interés, aplausos y risas por su estilo de escribir describiendo situaciones urbanas y dolores y soledades con juegos verbales y sonoros de mucho impacto en los presentes.

A estos le siguieron las voces de José Rafael Lantigua (con sus Júbilos Intimos), Pedro Antonio Valdez, José Mármol, Noé Zayas, Fernando Cabrera, Basilio Belliard, León Félix Batista, Angela Hernández, Manuel Llibre Otero, Rancel Báez, Mateo Morrison, Alexis Gómez Rosa y Taty Hernández estrenó un par de poemas de su libro en preparación.

Fue una noche mágica de verdad en que la fiesta de las palabras culminó con la fiesta de los víveres.  Un riquísimo sancocho en La Casona, con vino tinto y de fondo mucho merengue, bachata y reguetón.

Es que era un encuentro de los poetas dominicanos, con la poesía dominicana, muy al estilo dominicano. Si alguien me lo hubiera contado, si yo no hubiera ido, lo hubiera lamentado.  Y, no poco. 

Domingo 3 de Septiembre de 2006
http://www.hoy.com.do/app/article.aspx?id=87441

Me gustan las mañanas de domingo

Me gustan las mañanas de domingo

El cielo me luce más nítido y el sol, tan sol, tan ocre y redondo.

Pareciera que el verde colgara de uno de sus rayos.

Me gustan las mañanas de domingo. Una taza de café y este cigarrillo que bien sé que me mata a la vez que despierta mis pensamientos.

Me gustan las mañanas de domingo para escribir poemas,

leer la prensa, escuchar a Cigala y recordar otras mañanas de domingo con Vivaldi en mis oídos y mi cabeza en tu pecho.

Me gustan las mañanas de domingo para ir a misa y escuchar los cánticos de los novicios, sentirme en comunión con el que habita en las alturas y agradecer por estar viva, por ser mujer.

Definitivamente me gustan las mañanas de domingo.

Paisaje de la espera

Paisaje de la espera

Siempre retornas junto al arrecife.
Allí donde el sol te acaricia
sin que intermedien las sombras.
No te llega la nocturnidad de una luna
que propicie respuestas.

Y te quedas absorta
en el palpitar de las olas
o en el juego de la espuma
al reto de las peñas.

Quisieras que el sol fuese luna
para revivir otro momento.

Donde hubo vino.
Donde hubo risas.
Donde entendiste que había
oculto un deseo.

Tan solo ves un paisaje,
con un ancho mar,
un barco distante,
dos pelícanos hambrientos
y cuatro hombres, caña en mano,
inmóviles todos, como tú.

Un silbido interrumpe tus letras…
…te insertas en ese paisaje de la espera.

Taty Hernández Durán ©

El festival ya se fue

El festival ya se fue

Llegaron desde el viernes.
Llenos de intenciones. ¿A quién conoceré?
¡Ay!! Mira las montañas.

¿Que eres de Azua? Yo vengo de Santiago y protesto
porque a Plutón lo han degradado.
Sus habitantes ahora serán plutoenanos.

De la diáspora llegó uno, con calva y melenita,
cual director musical y el real maestro preguntó
¿no es ese el del anuncio "e'pa fuera que van"?

El Angel Negro se encolerizó por un poema de menos
pero luego le vimos más contento que un cencerro.

Voces altas, altas voces a la loma se acercaron
plenas de metáforas y pensares.
Al mayor metapoeta extrañé también a los
interioristas y del contexto que faltaron.

Un cuentista se acercó con otra protesta en la mano
pidiendo firmas para que de iso facto
el gobierno prohiba un merengue mambo.

El ministro arribó buscando unos recuerdos
e hizo un recorrido que desembocó
en la peña del gran río. Con la vista fija en sus aguas atrapaba
el tiempo ya ido.

Un ochentista muerto'e risa en una foto me quedó.
¿De qué o quién se burlará?

Muchas palabrotas a las monjas asustaron
tendré que facturar a diez pesos por orgasmo.

Sillas rotas, tres botellas,
una bandera y un montón de vasos en el suelo.

Allí van la cámara y el corazón recogiendo las memorias.

The Montain Poetry Festival

The Montain Poetry Festival

Te envían un mail de 7 párrafos
Para invitarte a leer tus poemas
En el próximo festival de poesía
Que organiza el gobierno.

Habrá camas y camarotes
Habrá cupo para 50 hombres y 50 mujeres.
Los invitados deben llevar sábanas, toallas
Jabones y artículos de uso personal.

Habrá un acto de inauguración
Con el secretario de cultura
Y un espectáculo de música
Con la banda municipal de Jarabacoa.

Habrá muñecas y bicicletas, militares, niños poetas y público general
Habrá más poetas que público general
Habrá comesolos, habrá erranticistas y tal vez poesía.
Habrá ley seca a partir de las dos de la mañana.

Habrá poetas de los ochentas –ueeeeeepa-
Un taller de ecoturismo y otro de origami.
Tu nombre aparecerá en los periódicos
Y en el programa oficial.

Cama, comida caliente
Y bebida hasta que decidan los militares
Durante todo un fin de semana.
La oferta sacudiría al mismo Shakespeare.

Todo cansa, todo agota

Todo cansa, todo agota.
Estas largas horas,
estos tensos días
que te haces ausente.

Ya ni siquiera espero
los trazos en esta página
que no se conmueve
con el llanto del lápiz
o al golpe de las teclas.

Todo cansa, todo agota.
Nada me llega.

Se me va la energía,
se me pierden los versos,
el tedio me arropa
¿Será tu ausencia?

Taty Hernández Durán
09 de Julio de 2006

De Arte Vivo y Vereda Tropical

De Santiago les cuento que fue estupendo. Había pronósticos de grandes lluvias para todo el país pero no llovió.  Antes de nuestro recital presentaron a Enerolisa la de Mata de los Indios, una estupenda artista popular nuestra, con su grupo de cantadoras de salves, palos y atabales. Yo estaba sumamente preocupada. Pensaba que después de ese calentamiento con los palos, incluida yo que bailé como demente, la gente no querría escucharnos. Se lo expresé a Fernando Cabrera, el presidente de Casa de Arte,  y me pidió que borrara las preocupaciones. Tuvo razón. Decidimos hacer el recital en el patio interior de la vieja casona que alberga a Casa de Arte  y la gente se sentó muy calmadamente . Se estableció una profunda interrelación entre un público de casi 100 personas  y los creadores que respondieron a la convocatoria. Leímos poemas y cuentos muy breves.  Yo me estrené como narradora esa noche. Varios amigos, que no asistieron, enviaron sus textos y también los leímos.  Presentamos a dos jovencitas poetas que demostraron que ya tenemos relevo para largo tiempo. Sus poemas son de una calidad inmensa.
La lluvia se quedó por el nordeste y la capital y no permitió que llegaran algunos de los invitados pero Rannel Báez, Premio Internacional de Poesía de Casa de Teatro,  arribó triunfalmente desde la costa sur dominicana. 
Patty Minaya apareció ya que habíamos terminado y luego estuvimos en la calle bailando, tomando cervezas y disfrutando de la calidad artística de Maridalia Hernández, Patricia Pereyra, Rafelito Mirabal y Sistema Temperado, Los Paymasí, Luisito Segura y Luis Terror Díaz entre otros.
En fin, fue fascinante. Espero que muchos de ustedes se animen y puedan asistir el año próximo que será la XX versión de Arte Vivo. Ya les contaré de los planes que tenemos para esa magna celebración.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Está sola la calle.

Está sola la calle.
Busco la multitud
y no siento
los ágiles/débiles pasos
en los adoquines.

Camino y veo.

Allí se arrastra el hombre
con los pies en las manos.
Acá gime el que me pide un peso.

Allá la mujer borracha
sonríe como idiota
entre vapores de sueño.

Más lejana, la catedral
insensible a las voces
que me atormentan.

Está sola la calle...
las palomas
aguardan las nueve
para alzarse en vuelo
y el aroma de otro poema
sale de la Cafetera.


Taty Hernández Durán ©

Regreso

Cuando te cubren las soledades
y desfallecen las esperanzas.
Regresar es necesario.
Te lo piden los espíritus.
Para que la fe no se resienta.
Para que tu voz encuentre ecos
y te veas reflejado en tus pasos.
 
Taty H.

( Sin pretensiones poéticas. Tan solo pensando)

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres